PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA

PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA

Elaborar y defender la programación didáctica se integra en la segunda prueba del proceso de Lengua Castellana y Literatura (excepto en Cataluña). Su ponderación varía según la comunidad autónoma. En varias su valor es del 50%, pero en otras como Madrid (30%) es menor.

Hay que evitar dejar esta parte para el final del proceso. Lamentablemente, hemos sido testigos de casos que no han podido presentarse a este prueba o lo han hecho de modo deficiente por no haberle dedicado tiempo suficiente y, en una palabra, no haberla hecho. Te recomendamos vivamente que, si no la tienes hecha de otros cursos -necesitará también una actualización y revisión-, la crees conforme se va explicando esta parte en el módulo A (se le dedica hora y media cada quince días hasta completar todos sus apartados). Es fundamental crear una programación realista, viable, coherente, flexible, con unos buenos fundamentos pedagógicos y legislativos que te permitan obtener una calificación muy alta.Acción Puntual: Cómo Mejorar la Programación Didáctica | CENTRO DEL PROFESORADO Tenerife Sur

¿Cómo trabajamos la programación didáctica?

Es necesario trabajar de modo constante, sistemático y paulatino en esta parte hasta conseguir confeccionar una programación excelente. Este proceso lleva su tiempo y está sometido a una revisión continua que permita mejorarla y eliminar posibles deficiencias o errores.

  1. Debes elegir el curso y nivel para el que vas a destinar tu programación didáctica.
  2. Es necesario que sigas las explicaciones y consejos que te ofrece el preparador durante la parte general (módulo A), dos veces al mes (tres horas) en la primera parte del curso.
  3. Has de crear un guion (el preparador te ofrecerá uno o varios, excepto en la Comunidad Valenciana, que ya viene prefijado en la convocatoria) e ir completando cada apartado paso a paso: justificación, marco legislativo, concepto de programación, competencias, objetivos, contenidos, criterios de evaluación y calificación, número de unidades didácticas (o miniunidades), metodología, medidas de atención a la diversidad, elementos transversales, etc. Normalmente, el número de unidades que debe contener cada programación oscila entre doce y quince. Estas unidades se desarrollan posteriormente; en la programación didáctica conviene que cada una no supere las dos páginas. Te ofrecemos, por supuesto, una plantilla que te sirva de ejemplo para dar forma a la tuya.
  4. Puedes basarte en la programación modelo que te ofrece el preparador como modelo y en otros que también se ofrecen confeccionados por alumnos que obtuvieron su plaza con esa programación en convocatorias anteriores.
  5. Una vez que tengas hecha la programación didáctica (completa o parcialmente) se la envías al preparador, que te revisará, corregirá, ampliará, te aconsejará eliminar posibles deficiencias y propondrá mejoras.
  6. Una vez acabes la programación, se somete a una segunda o tercera revisión, o cuantas veces sea necesario, por parte del preparador. La cuestión es que tu programación, que es la base del proceso posterior, quede perfeccionado con suficiente antelación.
  7. ATENCIÓN: Los pasos 5 y 6 corresponden a los que se matriculen en el módulo B.
  8. Como último paso, puedes solicitar un simulacro de la defensa de la programación y de una unidad didáctica de modo privado ante dos preparadores de Litteram. Te servirá de gran ayuda como entrenamiento y consolidación de tu defensa antes de la prueba real. Esta modalidad solo se ofrece si te apuntas  al módulo C.  

En la plataforma virtual dispones de variedad de plantillas, modelos, guías, documentos, rúbricas, tablas. Como dijimos arriba, no solo contarás con el modelo completo ofrecido por el preparador si no el de varios de opositores que consiguieron la plaza con una nota sobresaliente.

Recursos de la plataforma (sesgados):

 

Theme: Overlay by Kaira
Correo: opolengualitteram@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: